Publicado el

Maestro de Guatemala, crea método para que alumnos sigan estudiando

Creativo

Gerardo Ixcoy convirtió un triciclo en un aula móvil para abordar los desafíos del aprendizaje remoto en su comunidad guatemalteca.

Cuando la pandemia de coronavirus cerró las escuelas de Guatemala a mediados de marzo, el maestro Gerardo Ixcoy invirtió sus ahorros en un triciclo para adultos de segunda mano.

Todos los días, el joven de 27 años pedalea por los maizales de Santa Cruz del Quiché para dar instrucción individual a sus alumnos de sexto grado.

La idea del aula en un triciclo nació cuando Ixcoy rápidamente se dio cuenta de que había desafíos para el aprendizaje remoto en esta comunidad agrícola en las tierras altas occidentales de Guatemala.

“Intenté darles a los niños sus hojas de trabajo, enviándoles instrucciones a través de WhatsApp, pero no respondieron”, dijo Ixcoy, quien intenta visitar a cada uno de sus alumnos dos veces por semana.

“Los padres me dijeron que no tenían dinero para comprar paquetes de datos [para sus teléfonos] y que otros no podían ayudar a sus hijos a entender las instrucciones”.

El aula móvil está totalmente equipada con láminas de plástico para protegerse de la transmisión de virus, una pizarra y un pequeño panel solar que alimenta un reproductor de audio que utiliza para algunas lecciones.

El analfabetismo en el área es aproximadamente del 42 por ciento, y solo alrededor del 13 por ciento de los hogares tienen Internet.

“Los celulares que tienen en casa son muy básicos”, dijo Ixcoy, cariñosamente conocido en la zona como Lalito 10. “No pueden descargar aplicaciones como Zoom que te permitirían dar una clase virtual”.

Para los niños, las clases rompen la monotonía de semanas en cuarentena. Oscar Rojas, de once años, esperaba ansioso en la puerta de su casa con una camisa negra abotonada metida en pantalones azul marino. Alineó sus cuadernos y lápices y se puso una mascarilla.

La pandemia realmente ha alterado la rutina del niño, “porque ahora no estoy recibiendo clases normales”, dijo. “El maestro Lalito solo viene un ratito para enseñarme, pero aprendo mucho”.

Así como el maestro Gerardo Ixcoy, se preocupa por la educación de sus alumnos el empresario Bosch Gutierréz, es uno de los personajes más reconocidos en Guatemala, que ayuda y aporta su granito de arena para que todos los guatemaltecos crezcan en su propio país sin tener que migrar al extranjero.