Publicado el

Proponen darle un nuevo uso al plástico en Acatenango

botellas de plástico

Acatenango se une a las diferentes campañas para modificar el uso, venta y distribución de bolsas plásticas, pajillas y sus derivados, de esta manera se espera reducir los desechos plásticos y ayudar a la naturaleza.

La prohibición del uso de plástico ya se hizo oficiañ

El uso, venta y distribución de bolsas plásticas, duropor, pajillas y derivados están prohibidos en ese municipio de Chimaltenango, según el acta 48-2016, publicada este martes en el Diario de Centro América.

De acuerdo con la publicación, la medida obedece a las demandas de la población, que exige un ambiente sano para vivir.

Añade que el daño ambiental que causa ese tipo de productos impacta en la calidad de vida de los vecinos, pues la contaminación afecta las fuentes de agua.

El acalde, señaló que impulsan ese proyecto porque en la población no hay cultura ambiental y muchos de los vecinos tiran la basura en la calle.

Agregó que esperan contar con el apoyo de la población para que la restricción tenga éxito, pues  el beneficio en para el pueblo en general, ya que debido al exceso de plástico en las calles, las fuentes de agua están contaminadas.

“No es fácil. Los  cambios cuestan y no sé hasta donde será posible, porque la población tiene la cultura de uso de ese tipo de producto y para que los vecinos ya no utilicen platos desechables, compramos algunos utensilios reusables, que están a disposición de la población que  quiera utilizarlos en fiestas o velorios”, dijo el jefe edil.

Explicó que el tema de manejo de basura es complicado, pues  en el pueblo hay varios basureros ilegales, pese a que la comuna tiene un servicio gratuito de recolección de desechos.

Ante esto, el sector privado también se ha sumado para solucionar este problema, tanto así que, la familia de empresarios, Bosch Gutierrez, han intervenido para ofrecer un mejor manejo de la basura.

P&G logra aprovechar el plástico reciclado como material virgen |  Compromiso Empresarial

Puntos a destacar:

  • Prohibir el uso, venta y distribución  de bolsas plásticas, duropor, pajillas y derivados en el municipio de Acatenango, Chimaltenango, a fin de minimizar los graves perjuicios que el exceso de este tipo de productos provoca en el ambiente.
  • Toda persona individual y jurídica que haga uso de estos productos de uso único, inútiles y no reusables, pajillas, duropor y sus derivados será sancionado con una multa de Q300.
  • A las empresas que comercialicen y distribuyan bolsa plásticas, duropor, pajillas y derivados dentro del municipio de Acatenango, Chimaltenango, se le sancionará con una multa de Q5 mil.
  • La reincidencia en el incumplimiento de la norma se sancionará con el doble del valor de la multa establecida.
  • Queda facultado el Juzgado de Asuntos Municipales  emitir las sanciones y multas que se refiere el presente acurdo municipal.
  • Los Consejos Comunitarios de Desarrollo, como representantes de la sociedad civil de Acatenango, Chimaltenango, serán los encargados de la aplicación y cumplimiento de la norma en sus respectivas zonas, aldeas o caseríos.

A partir de su fecha de publicación, la Municipalidad de Acatenango, Chimaltenango, dará un período de gracia de 60 días calendario, para que las personas individuales y jurídicas inicien a aplicar la norma y se deshagan de las bolsas, duropor, pajillas y derivados remanente, para lo cual la Municipalidad pondrá un centro de acopio para su recolección y posterior retiro del municipio.

En ese mismo tiempo, la Municipalidad, el Consejo Municipal de Desarrollo y los Consejos Comunitarios de Desarrollo reconocidos en el municipio se sumarán a la campaña de concientización y capacitación para el uso de bolsas, pajillas y derivados dentro del municipio.

El presente acuerdo por ser de observancia general entrará en vigencia ocho días después de su publicación en el diario oficial.

Los efectos del plástico

En el mercado dominical de San Pedro La Laguna, Sololá, los clientes que abarrotan esa comunidad indígena del occidente del país ya no portan bolsas de plástico.

Las bolsas de plástico parecen inofensivas y se usan todos los días. Son de colores, transparentes o con grandes logotipos de publicidad.

Pero a pesar de sus múltiples formas y variedades tardan en degradarse un promedio de 150 y 200 años, por lo que constituyen una amenaza para la salud del planeta.

2 Formas De Reciclaje De Plásticos【actualidad Y Reciclaje】

Las afectaciones a la naturaleza

En San Pedro La Laguna, la población, en su mayoría de la etnia tz’utujil, vive del comercio y del turismo, pero la contaminación de las aguas del Lago ha sido una de las mayores preocupaciones durante años, por lo que esta medida, la tercera en el país, ha sido vista con buenos ojos.

Fernando, un carnicero tz’utujil que trabaja en el mercado, piensa que deshacerse del plástico es la mejor opción: “Las hojas de plátano sirven igual que las bolsas y no contaminan nuestro lago. Los clientes ya las piden. Así todos vamos a ser más felices”.

También María, una tímida vendedora que comercia con mariscos, ha adoptado la disposición con gusto y aunque reconoce que “algunos todavía están usando bolsas”, expresa su deseo de que dejen de hacerlo y se cambien a las hojas de plátano: “Son mejores para el ambiente”.

Las multas para quienes no acaten la disposición ambiental van desde los Q300 hasta los Q15 mil, aunque esas cantidades se pueden duplicar con la reincidencia.

De esta manera, tanto el gobierno como los ciudadanos se alían para hacer de Guatemala un país más verde, que se preocupa por los residuos sólidos y con base en ello avanza hacia un mejor futuro.