Publicado el

Tips para reducir la energía de tu refrigeradora

mujer abriendo refrigeradora

Una refrigeradora es uno de los electrodomésticos que consumen mayor energía en los hogares, a esto súmale su funcionalidad de 24 horas al día. Es por eso que aquí te brindamos los mejores tips para reducir la energía de tu refrigeradora.

No ingreses comida caliente

Cuando coloques alimentos dentro de tu refrigeradora o congelador, primero deja que se enfríen naturalmente. Cuanto menos trabajo tenga que hacer tu frigorífico-congelador, menos energía consumirá.

Seguimiento de la temperatura

Un termómetro puede ser la clave para ahorrar dinero en un refrigerador o congelador. Las temperaturas demasiado frías desperdician energía, mientras que las temperaturas demasiado cálidas provocan el deterioro prematuro de los alimentos.

Asegúrate de no bajar la temperatura demasiado. Los refrigeradores no deben estar a menos de 5ºC, mientras que los congeladores deben estar a -18ºC.

Presta atención cuando cambien las estaciones; Es posible que sea necesario ajustar la temperatura que funcione bien para los meses de invierno y durante el clima más caluroso.

Fíjate en la acumulación de escarcha

Si tu congelador requiere descongelación manual, asegúrate de descongelarlo con regularidad. Cuanto más hielo tenga tu congelador, más energía utilizará. Si el hielo alrededor del interior tiene más de 1 cm de espesor, debes descongelarlo.

Checa las bobinas del condensador

Las bobinas del condensador hacen el trabajo pesado de crear aire frío, pero no pueden irradiar calor correctamente si su superficie está cubierta de polvo o suciedad.

Si tienen polvo, apaga el refrigerador-congelador y usa un cepillo de bobina o la aspiradora para limpiar las bobinas del condensador. Has esto de 2 a 3 veces al año.

Permite la ventilación

Tu frigorífico-congelador debe tener suficiente espacio a su alrededor, para que circule el aire, y estar alejado de cualquier fuente externa de calor, incluida la luz solar directa.

Si almacenas cosas en la parte superior y a los lados de tu refrigeradora, la mantendrás trabajando más para deshacerse del aire caliente que se crea en el proceso de enfriamiento. Así que mantenlo libre y funcionará fácilmente, consumiendo menos electricidad.

Prueba las juntas de la puerta

Si tienes condensación en el exterior de tu frigorífico-congelador, es una señal segura de que necesitas reemplazar los sellos.

Los sellos de las puertas con fugas son los principales culpables de la pérdida de energía tanto en el refrigerador como en el congelador. Las puertas mal selladas dejan escapar el aire frío, lo que hace que la unidad trabaje más y reduzca la calidad de los alimentos.

Verifica los sellos de las puertas con la prueba de “papel”. Cierra la puerta de la refrigeradora o congelador sobre un papel. Una puerta bien sellada lo sujetará; Si el papel se cae o se puede deslizar fácilmente, es hora de limpiar o reemplazar los sellos.

También te puede interesar: Tips para cuidar la estufa de tu cocina.