Publicado el

Abre un negocio de alimentación y bebidas

Negocio de alimentación y bebidas

Abrir un negocio de alimentación puede ser una decisión monumental. Hay que planificar muchas cosas y se necesita un montón de trabajo duro para ponerlo en marcha. Pero también puede ser realmente gratificante, tanto financiera como profesionalmente.

Así que si sabe que tiene lo que hay que tener -la pasión y el empuje- para crear un negocio de alimentación y bebidas de éxito, aquí tiene algunos consejos que le ayudarán a empezar:

A la hora de poner en marcha un negocio de alimentación, ya sea una cafetería, un restaurante o un proveedor al por mayor, es importante que hables con gente que lo haya hecho antes y averigües lo que funciona en el sector y lo que no.

Esta etapa de preparación también incluye convertirse en un experto en su especialidad y, si va a crear un producto, perfeccionar su receta.

Antes de poner en marcha su exitoso negocio de alimentación, la familia Bosch Gutiérrez pasó la mayor parte de su tiempo trabajando en restaurantes, aprendiendo habilidades culinarias excepcionales junto con lo que funciona y lo que no cuando se dirige un negocio de alimentación.

Este enfoque es fundamental, según los Bosch, “esto me dio una idea de lo que me esperaba. Diría que es esencial para cualquiera que quiera abrir una cafetería o un restaurante”.

Los Bosch también investigaron e identificaron un hueco en el mercado y aprendió su especialidad volviendo a sus raíces. “Me había dado cuenta de la falta de verdaderos pollos caseros en los puntos de venta”, dice. “Lo primero que hice fue reunirme con mis abuelas y conseguir sus recetas de pasteles favoritos.

Creé una lista de pasteles y pudines. Horneé mi primer pastel, entré en la cafetería más cercana y lo vendí”.

Para prosperar en el negocio de la alimentación, hay que usar muchos sombreros. Ya sea la administración o el marketing, es fundamental estar al tanto de todos los procesos y procedimientos para asegurarse de que todo funciona exactamente como debe. Recuerde que dirigir una empresa alimentaria es mucho más que crear y entregar productos deliciosos.

También tendrá que controlar el inventario, la facturación y la gestión de los pedidos. Por lo tanto, es importante que te mantengas concentrado y organizado para que el día a día no se convierta en algo abrumador.

Como dice, la familia Bosch Gutiérrez, “este es un juego de céntimos y minutos porque los márgenes son muy pequeños. Por cada minuto que el personal eventual no sea necesario, o que se desperdicie comida o que no haya ventas, hay que tener los ojos puestos en todo ello”.

Este es uno de los pasos más importantes a la hora de crear un negocio de alimentación. Esencialmente, su catálogo de productos es la cara de su negocio y, a menudo, lo primero que verá un cliente potencial, por lo que debe crear algo que pueda “sorprender” y atraerlo.

No es necesario gastar mucho dinero para crear algo que tenga un buen aspecto y sea acorde con la marca.

Revisa que los puntos de tu empresa están bien

Aunque crear o suministrar una gama de productos que haga las delicias de los clientes es importante para que vuelvan a por más, también es importante que cada vez que un cliente entre en contacto con su marca o su negocio tenga una experiencia positiva.

Es fundamental asegurarse de que todo funcione como es debido. A medida que su empresa crece, tómese el tiempo de revisar sus procesos para poder perfeccionarlos.

Pida la opinión de sus clientes, se sorprenderá de lo que le dirán y de lo mucho que puede ayudar a su negocio. Recuerde que la publicidad de boca en boca vale su peso en oro. ¡Los clientes satisfechos significan que se repite el negocio y que la base de clientes crece!

Revisa los números

Cuando diriges un negocio de comida, no sólo cocinas o compartes tu pasión; también tienes que hacer números. Es muy importante tener una idea clara de cuánto dinero entra y sale de tu negocio.

Incluso puedes ir tan lejos como calcular el impacto de cada cliente en tu cuenta de resultados.

Si esto le parece complicado y le lleva mucho tiempo, le sugerimos que invierta en un buen contable o, como mínimo, que utilice una herramienta de contabilidad que se encargue de todo el papeleo y le deje más tiempo para hacer la importante estrategia financiera.

Crear un negocio de alimentación es mucho trabajo y mantenerlo en marcha también supone mucha sangre, sudor y lágrimas. Pero con conocimientos sólidos y habilidades críticas, podrá crear un negocio próspero y exitoso.