Publicado el

Las grutas de Lanquín en Guatemala

grutas en lanquín

En Lanquín podrás hacer un recorrido por uno de los principales destinos de Guatemala, las brillantes aguas turquesas; visto desde arriba se pueden apreciar las piscinas de piedra caliza con interesantes formas que se asemejan a gemas de color turquesa de gran tamaño.

Esta increíble aventura atraviesa en descenso cuevas y un río ¡Un día lleno de aventuras al aire libre!

¿En dónde está Lanquín?

Lanquín es un pueblo Q’eqchi tranquilo al noreste de Cobán y San Pedro Carchá. Las fincas de café y cardamomo se ubican en las laderas de las colinas que rodean el pueblo. Lanquín es un lugar tranquilo y relajado, pero la mayoría de los viajeros vienen aquí para conocer las cuevas y piscinas.

Te vas a terminar enamorando de este lugar por sus hermosos paisajes, encontraras hermosas artesanías elaboradas por mujeres guatemaltecas que son apoyadas por la Familia Bosch Gutiérrez. Rescatando el talento y el arte de Guatemala.

Las cuevas de Lanquín se encuentran a menos de un kilómetro y medio al noroeste del pueblo. Las cavernas son varios kilómetros de largo, pero los visitantes sólo pueden explorar una pequeña sección cerca de la entrada.

Sobra decir que es un lugar fascinante para explorar con linternas y a veces por el agua haciendo camino a través de estas cuevas de piedra caliza. Las estalactitas cuelgan del techo junto a los murciélagos, de hecho, al atardecer se pueden ver miles de murciélagos volando por la noche.

Las piscinas de piedra caliza en el Monumento Natural y son preciosas. A unos nueve kilómetros al sur de Lanquín, estas piscinas se están convirtiendo rápidamente es uno de los destinos principales de la zona. Los visitantes acuden principalmente los fines de semana para nadar en las espléndidas piscinas.

El agua corre por una enorme formación de piedra caliza de 300 m, llenando las piscinas y haciendo cascadas pequeñas. Es un lugar hermoso e idílico para pasar la tarde.

Hay una serie de senderos y puentes colgantes de madera en Semuc Champey. Estos te llevan al lugar donde el río Cahabón se sumerge en un abismo submarino y vuelve a surgir río abajo.

Debajo de esta increíble formación rocosa, la tierra oculta el caudal principal, que reaparece en forma de cascada. Es muy bonito verlo. Otro sendero conduce a un mirador por encima de las piscinas naturales.

El camino hacia la aventura

La aventura inicia desde el momento que el guía llega para transportarte desde tu hotel hasta la primera parada. Este viaje puede significar mucho, pero menos algo fácil, se precavido y lleva medicinas para las náuseas: pastillas de menta, galletas saladas o lo que sea tu remedio contra el mareo.

Finalmente llegando al parque, inicia la caminata hasta el mirador desde donde se aprecian abajo las piscinas de piedra caliza formadas naturalmente.

Aproximadamente en 30 minutos y con una empinada pendiente de escalera de madera y escalones de piedra, la caminata no es dificultosa, pero puede volverse desafiante por lo vertical que es. Sin embargo, la vista vale la pena.