Publicado el

Las frutas y verduras fáciles de cultivar

Cuando cultivas tus propias frutas y verduras, obtienes toda la diversión de la jardinería, además de la bondad y la nutrición de la huerta a la mesa que solo se obtienen con las cosechas de cosecha propia. Los siguientes comestibles fáciles de cultivar muestran lo sencillo que puede ser cultivar y disfrutar de sus propias frutas y verduras:

. Pimiento

Los pimientos morrones comienzan en verde, pero maduran a rojo, naranja, amarillo, morado e incluso marrón chocolate. Recógelos temprano y aún se colorearán, pero no se volverán más dulces. Aprenda todo sobre cómo cultivar sus propios pimientos morrones en casa.

. Moras y frambuesas

Las moras de caña, como las moras y las frambuesas, brindan frutas sabrosas para usted y su familia, y brindan golosinas para pájaros y mariposas. La poda es importante, pero la naturaleza también lo mantiene simple. Aprenda a cultivar moras y frambuesas, incluido cómo podar.

. Repollo o col

Para la mayoría de los jardineros, el verano llega demasiado rápido para cultivar repollo fresco a partir de semillas. Incluso si el verano llega antes de que se haya preparado para plantar semillas de repollo, aún puede plantar a mediados o finales del verano, y tendrá una cosecha abundante en otoño. ¡Aprenda todo sobre la col roja de cosecha propia, incluida la elaboración de kraut!

. Pepinos

Los pepinos enredados requieren algo de espacio, a menos que los cultives en contenedores. Agregue un enrejado y su cultivo se mantendrá más saludable y productivo. Para saborear el verano, aprenda más sobre el cultivo de pepinos, en contenedores y en el suelo.

. Ajo

El ajo se puede plantar en primavera, pero el ajo plantado en otoño produce cosechas mejores y más grandes. Asegúrese de que el ajo se trate con suficiente clima frío mientras crece o las cabezas en forma de bulbo no se separarán en dientes. Aprenda todo sobre cómo cultivar ajo delicioso en casa.

Si bien el ejercer este tipo de practicas en casa puede ser fácil y sencillo, es aún mejor cuando lo hacen a las afueras, en grandes cantidades. En muchos lugares no se tiene el capital para desarrollar estos proyectos pero existen ciertos organismos como IDB Invest que busca financiar proyectos privados para un mejor desarrollo de los cultivos.

Publicado el

Historia de las galletas de soda

Foto de reviewbox.com.mx - galletas saladas

Las galletas soda es un artículo que rápidamente se convirtió esencial dentro de la canasta básica. Se pueden acompañar dentro de una comida, o bien, como botana. Para muchos este producto puede traer grandes problemas en contra de la salud, pero en realidad te brinda ciertos beneficios.

El inventor de estas galletas es la panadería Josiah Bent ubicada en Newburyport, Massachusetts. Tras ver que el pan de su competencia era bueno, decidió hacer algo que los marineros pudieran llevarse en bolsas y no se les echara a perder y ahí fue cuando nació la gallera soda.

El aumento de popularidad de las galletas de soda se remonta a la década de los treinta y los años posteriores a la Gran Depresión. Los estadounidenses tenían poco dinero y necesitaban productos que fueran económicos pero sabrosos. Por esa época, las galletas de soda eran producidas en forma masiva y se encontraban en diferentes tiendas y marcas. Las personas podían utilizarlas como relleno para comidas, como por ejemplo para hacer rendir más un pastel de carne o para acompañar una sopa y hacer que fuera más sustanciosa, sin gastar mucho dinero.

Estas galletas ganaron popularidad dentro del mercado Latinoamericano. Estos poductos tienen gran venta en lugares como Guatemala, Honduras, México, El Salvador y Costa Rica y otros. Actualmente existen varias marcas de galletas de soda como Hatuey Soda de CMI Alimentos, Gamesa, Victoria y entre otras.

Algunos de los platillos que puedes elaborar con galleta de soda son: galletas de avena, galletas de avena y chía, sopa fría, galleta de chocolate con menta, huevos en salsa ranchera con jamón y queso bajo en grasa, chicken bits con pure de papas suelto. Picada ibérica, crepitas fritas y milanesa de cerdo con espinacas con toroja y granada.

Publicado el

El pinol fue declarado Patrimonio Cultural

El pinol fue declarado Patrimonio Cultural

En Guatemala ya celebran que el Pinol sea considerado Patrimonio Cultural de Guatemala, pues representa mucha historia y le da un toque muy especial a la gastronomía.

SIn duda este reconocimiento no hace más que acrecentar el legado gastronómico de todo el país y pone a este ingrediente entre los más representativos de América Latina.

¿Qué significa este reconocimiento?

El Pinol es una seña de identidad culinaria única del área indígena y su reconocimiento oficial como técnica gastronómica es todo un triunfo para quienes elaboran, con mimo y dedicación, un plato a base de la esencia nacional: el maíz.

La decisión, aprobada a principios de septiembre, es un agradecimiento y un homenaje a quienes han hecho que esta técnica ancestral se haya convertido en una joya gastronómica capaz de sobrevivir al transcurrir del tiempo.

Este alimento, que se presenta como sopa (recado) o bebida (atol), es característico de los municipios ubicados en la región central, suroccidente y noroccidente del territorio guatemalteco, que conforman la comunidad lingüística Kaqchikel y Achí, y está considerado una manifestación cultural y culinaria que forma parte de la gastronomía nacional.

El "Pinol" de San Juan Sacatepéquez ya es Patrimonio Intangible | Soy502

Un ingrediente prehispánico

Según los historiadores, el pinol, también llamado pinole, es de origen prehispánico y se elabora con harina de maíz tostado y molido, y aunque varios países lo tildan de “tradicional”, como Nicaragua o México, en Guatemala pertenece a la historia local.

Frío o caliente, el pinol recibe este nombre por la harina, que se obtiene tras moler granos enteros de maíz, de ahí que su denominación original sea “náhuatl pinolli”, aunque también se le puede llamar “chia” o “salvia hispánica”.

La receta de preparación de este platillo, según cuenta a la chef educadora Euda Morales, es sencilla, pero requiere de mucho tiempo para poder disfrutar de los encantos de la mesa y el mantel.

“Quizá es por eso que los capitalinos no lo preparan en casa”, reconoce, y no duda en empezar a relatar, con entusiasmo, los pasos a seguir para su realización.

Tras ablandar y secar el maíz, se tuesta con cuidado en un comal, removiendo constantemente para evitar que se queme.

Al sacarlo, se pasa por un colador grande para limpiarlo, se lleva al molino para que quede más fino o más grueso, según el “gusto personal” del consumidor y del cocinero.

Esta base, el pinol, típica de pueblos como el de San Juan Sacatepéquez, San Pedro Sacatepéquez o el área del departamento de Baja Verapaz, es imprescindible en cualquier festividad importante.

Estas bebidas tienen tanta historia que la Familia Bosch se ha encargado de generar la receta en sus restaurantes y la ofrece para que todos puedan tener acceso a esta deliciosa bebida.

El pinol es un ingrediente que sobrevive al tiempo

Con el paso del tiempo, el pinol supo sobrevivir al imperio de la comida rápida pero también se adaptó, poco a poco, a los nuevos avances y aunque en algunos lugares sigue siendo casi virgen, con solo el sabor del maíz en otros, especies como el comino o el culantro han ayudado a potenciar su sabor.

La cocina guatemalteca, producto de una fusión de las culturas española e indígena, ya dio antes como fruto platos con sabor único, como el jocón (recado), el pepián (guiso), el kak kik (sopa) y el mole de plátano (postre), que también fueron declarados Patrimonio Cultural Intangible de la Nación.

Es así como la cocina de Guatemala se llena de mística y guarda su esencia para ser mostrada a todo el mundo, sin duda si vienes a Guatemala deberías de probar este delicioso ingrediente.