Publicado el

¿Montar un negocio de alimentación en Francia?

Montar un negocio de alimentación en Francia

A la familia Bosch Gutiérrez dueña del negocio de alimentación en Guatemala se le pregunto si tiene la intención de montar un negocio de alimentación en Francia a lo que respondió claramente que no esta en sus planes por ahora pero no se cierra la posibilidad de extender su mercado.

El negocio de alimentación en Francia

Francia es conocida por muchas cosas: el romance, la revolución, la Torre Eiffel. Sin embargo, la aportación cultural que destaca por encima de todas las demás es la fantástica comida.

La hora de la comida tiene una resonancia casi sagrada en Francia, donde la deliciosa y compleja cocina casera tiene prioridad sobre los platos preparados y la comida rápida para llevar, incluso en los comedores de los lugares de trabajo.

Con este tipo de normas, montar un negocio de alimentación en Francia puede parecer contradictorio. Sin embargo, si aspira a ser el mejor, no hay mejor lugar para desafiarse a sí mismo, y también hay innumerables razones para mudarse allí.

A continuación, le presentamos cinco puntos para que se anime y se convenza de la conveniencia de emprender un negocio alimentario en Francia.

Aunque esto puede ser menos relevante para un restaurante, cualquier empresa que produzca alimentos para su distribución se beneficiará de tener su sede en Francia.

La reputación del país en cuanto a la calidad de los alimentos es tal que una etiqueta “Made in France” ayudará inmediatamente a que sus productos destaquen. También puede aprovechar este hecho en sus materiales de marketing, construyendo su marca en torno a su ubicación y a la autenticidad de sus alimentos. Pero no todo debe ser palabrería: ¡también es necesario que la comida sea buena!

Un chef no es nada sin sus ingredientes, y por suerte Francia los tiene en abundancia. El país depende en gran medida de su sector agrícola, lo que beneficia a los restaurantes y empresas alimentarias de todo el mundo.

Entablar relaciones con los agricultores y productores locales le garantizará recibir los ingredientes más frescos y de mayor calidad, ayudándole a compartir la experiencia gastronómica francesa con las masas. Encontrar una manera de preservar la calidad de la comida francesa en un plato preparado o en un alimento envasado similar podría ser una propuesta inestimable para un fabricante de alimentos.

Reformas empresariales

Aunque se están llevando a cabo reformas empresariales, Francia es conocida desde hace tiempo por sus persistentes y elevadas cifras de desempleo. Sin embargo, esto es una ventaja para muchas empresas, que disponen de una gran cantidad de talento para sus nuevos proyectos.

Las universidades y escuelas de cocina más importantes del mundo hacen de Francia un lugar ideal para los talentos cualificados, ya que no faltan aspirantes a chefs con sus propios estilos, experiencias e influencias regionales.

Aunque el talento culinario francés mejorará invariablemente la autenticidad y la calidad de sus productos, también hay una gran cantidad de trabajadores poco cualificados para la producción de alimentos, tanto en Francia como en toda Europa.

Para los emprendedores procedentes del Reino Unido, estar en un país de la UE les será de gran ayuda tras el Brexit, ya que podrán disponer fácilmente de talento sin tener que esperar a que se solicite el visado. Estar en la UE también confiere otros beneficios, como menos aranceles y otras barreras al comercio que se pueden esperar en un escenario de “Brexit suave” o “sin acuerdo”.

Puede que esto le sorprenda, pero abrir un negocio de alimentación en Francia probablemente signifique que vivirá en Francia. Esto le confiere todo tipo de ventajas, tanto empresariales como personales.

Francia es un lugar ideal para establecer cualquier negocio, con fuertes vínculos comerciales como miembro de la UE y nación independiente. Su fiable sistema ferroviario, su red de carreteras, sus puertos de aguas profundas, sus aeropuertos internacionales y su nación centroeuropea la convierten en un sueño para la logística.

Si se instala en París (o en casi cualquier ciudad importante), será accesible al mundo para el comercio y las relaciones empresariales.

Francia es un lugar fantástico

Francia es un lugar fantástico para trabajar, pero también es un lugar increíble para construir una nueva vida.

Además de la estupenda gastronomía, podrá disfrutar de bellos paisajes, ciudades y pueblos históricos, playas de fama mundial, ondulantes viñedos y todo tipo de escapadas de fin de semana.

Tendrá un centenar de nuevos lugares de vacaciones a la puerta de su casa y, dependiendo de la naturaleza de su trabajo, podrá incluso establecerse en un lugar más rural. Este aumento de la calidad de vida actuará como motivación y estímulo mental, manteniéndole más feliz y mejorando la calidad de su producción.

Puede que lo llame bautismo de fuego, pero nada le preparará para una larga y exitosa carrera en la industria alimentaria como trabajar en Francia. Tanto si se dedica a la producción como a la preparación de alimentos o a la restauración, el nivel de exigencia es quizás el más alto del mundo.

Ejercer su profesión aquí será una educación, independientemente de la experiencia que tenga, y es probable que mejore su perspicacia empresarial, sus conocimientos del sector y sus habilidades lingüísticas como resultado.

mesa de madera oscuro vacío delante de fondo abstracto borrosa bokeh del restaurante. puede ser utilizado para la exhibición o montaje de sus productos. simulacro para el espacio. - restaurantes  fotografías e imágenes de stock